Aplicaciones y beneficios de la Hipnosis

La hipnosis o hipnoterapia consiste en acceder a la mente subconsciente para así poder encontrar los traumas y bloqueos que nos agobian cada día. Como por ejemplo, la depresión, ansiedad, fobias, dolores crónicos, etc.

Durante la hipnosis se experimentan cambios en las sensaciones, percepciones, pensamientos y comportamiento, además de inducir a la relajación y la calma del cuerpo.

¿Para qué sirve la Hipnosis?

Por ejemplo, si una persona presenta algún trauma en su vida o patrón de conducta que se le repite una y otra vez sin saber el por qué, por medio de un hipnoterapista clínico se puede lograr llegar al momento exacto en el cual la persona sufrió un acontecimiento importante que le haya causado a nivel psicológico los problemas que presenta en la actualidad.

Existen personas con serios problemas emocionales, como por ejemplo una baja autoestima, se puede tratar de alguien que durante su infancia sus padres lo menos preciaban o convivía con personas que le hacían sentir que no valía nada. Entonces por medio de la hipnoterapia descubren la raíz de sus problemas y logran eliminarlos de su subconsciente.

Durante la hipnosis se puede retroceder en el tiempo y revivir el momento que haya causado el o los traumas abriendo un proceso de perdón hacia todos los involucrados.

Cada vez más personas alrededor del mundo buscan terapias alternativas para poder curarse a sí mismos y la hipnoterapia es una de ellas.

La Hipnoterapia
La Hipnoterapia

Y para entenderlo mejor ¿Qué es la hipnosis?

Es un fenómeno psicológico usado desde hace muchos años, en el cual el paciente experimenta cambios en sus sensaciones, percepciones, pensamientos y comportamientos. El hipnoterapista hará sugerencias de relajación, bienestar y calma.

Es una manera de poder encontrar el punto exacto del sufrimiento y desde allí rehabilitar la vida. La persona puede experimentar la hipnosis dentro de un remoto mundo de sueños y trance.

Sin embargo, no todas las personas pueden lograr experimentar una hipnosis regresiva, ya que aproximadamente el 20% no es apto para este tipo de terapias alternativas. Los menores de edad, pacientes con una severa depresión aguda, psicosis, embarazadas y quienes consuman fármacos anticonvulsivos no deben realizarla.

Durante la hipnosis entran en juego  los recursos biológicos y espirituales para que cada persona pueda evolucionar de la mejor manera, liberándolos de sus propios bloqueos y memorias mentales. El resultado, es una persona feliz, que sabe superarse a pesar de sus circunstancias y poder así crecer cada día. Entonces es allí cuando comprenden, que sus limitaciones ya no existen.

Cuando se desea experimentar como terapia alternativa la hipnosis, se debe saber que esto requiere un compromiso  psicológico y espiritual. Se suelen establecer reuniones entre el paciente y el terapista aproximadamente cada dos semanas con una duración en promedio de 10 sesiones.

Existen ciertos mitos que se deben conocer acerca de la hipnoterapia, como por ejemplo, que un terapista puede inducir a su paciente a su propia voluntad, haciendo que actúen como perros o gallinas sometiéndolos al ridículo, esto es totalmente falso. 

Otro mito es que la persona puede durar en este trance por siempre, de hecho, es importante saber que a pesar que la persona se encuentre en un estado mental diferente, siempre tiene el control, pudiendo volver a su estado mental natural cuando lo desee.

Terapia de Hipnosis

Hipnoterapia según Erickson

Milton Hyland Erickson (1901 – 1980) fue un psiquiatra estadounidense, fundador de la hipnosis moderna llamada también ericksoniana. El sostenía que la hipnosis es una condición natural que ocurre de manera espontánea en diferentes momentos de la vida cotidiana.

Su método consistía en manejar la hipnosis de una manera creativa, por medio de un mecanismo en una situación comunicativa relacional. Su proceso y método que es uno de los más importantes en la actualidad incluye las siguientes fases:

1-Preparación:

El objetivo principal de esta fase es lograr una relación lo más sólida posible entre el terapeuta y el paciente, donde se establece el conocimiento mutuo, la confianza, respeto y comprensión.

El terapeuta debe recopilar toda la información relacionada con las experiencias de su paciente, tratando de indagar el origen de sus traumas o problemas asociados a estructuras mentales de referencia y sus sistemas de creencia.

2-El trance:

En esta fase se alteran de manera temporal el funcionamiento mental del paciente para así poder llegar a la resolución del origen del problema. La mente del paciente incrementa su receptividad, pudiendo recibir de la mejor manera la ayuda psicológica que se requiera.

Algunos rasgos fisiológicos durante la hipnoterapia es la inmovilidad corporal, alteración de la calidad de la voz, cierre de los ojos, rasgos faciales relajados, falta o retraso de reflejos, frecuencia cardíaca y respiratoria lenta. 

En esta fase se induce a la fijación de la atención, socavación de los patrones de referencia y creencias habituales, investigación inconsciente, proceso inconsciente, respuesta hipnótica,  evaluación y ratificación del cambio terapéutico obtenido. 

3-Resultados terapéuticos:

En esta etapa el paciente comienza a percibir luego de la hipnoterapia,  favorables cambios psicológicos y progresos en cuanto a su personalidad. Dejando atrás viejas creencias o bloqueos mentales, los resultados son parte de un proceso evolutivo, demostrando su efectividad y validez de la hipnoterapia como gran aliada en medicina o terapia alternativa.

Por favor síguenos!

Deja un comentario

¿Te gusta nuestra web? Por favor compártela :)

error: Content is protected !!