¿Qué es la inteligencia emocional?

Cuando hablamos de inteligencia emocional, no nos referimos a aquella
relacionada con el coeficiente intelectual, sino a la capacidad de aprender sobre
las emociones propias y de otras personas, algo fundamental de la vida cotidiana
para poder vivir en armonía y con una mente sana y en equilibrio.

Es importante saber cómo ajustar de manera positiva y práctica las emociones
que se nos presentan en distintas situaciones de la vida para lograr así tener una
actitud empática tanto hacia uno mismo como en las relaciones con todas aquellas
personas que nos rodean, ya sean familiares, amigos, compañeros de trabajo,
nuestra pareja, etc.

Por lo tanto indiscutiblemente la inteligencia emocional es sinónimo de tener la
capacidad de reconocer, comprender y aplicar de forma consciente las emociones
propias. Por lo que se ha demostrado que aquellas personas con una adecuada
inteligencia emocional mantienen relaciones más sanas en sus vidas, son más
exitosos en el trabajo, con sus relaciones sociales y mayor empáticos con ellos
mismos.

En conclusión se puede decir que las personas que saben controlar sus
sentimientos, saben interpretar las emociones de otras personas, aplicando estas
habilidades de manera eficiente tanto para sus relaciones íntimas como para ellos
mismos, son personas con dominio de la inteligencia emocional.

Es la base de donde se debe partir para nunca desmotivarse, o dicho mejor con
otras palabras, es la base para la motivación constante y activa, saber evitar los
impulsos que tienden luego a desencadenar situaciones problemáticas y tener
plena consciencia de las propias emociones y de su mundo interior.

Domina las 5 habilidades fundamentales para la inteligencia emocional

1-Conocimiento de las emociones:

Es sin duda alguna la principal habilidad en la que toda persona debe trabajar para
poder mantener en equilibrio su estado mental y por ende su vida. Sé consciente
de ti mismo, conócete mejor. Esto lo puedes lograr con plena introspección de tu
estado de ánimo y por ende de tus pensamientos.
 La autoconciencia te ayudará a calibrar tu respuesta conductual y a ser más
reflexivo, evitando así actuar de manera impulsiva, realzando actos o comentando
palabras que luego puedas lamentar.


 2-Controla tus emociones:

Todas las personas de manera consciente o no, están expuestas a un flujo interno
de emociones que pueden llegar a ser en algunas ocasiones muy intensas y
conflictivas. ¿Quién no ha pasado por momentos difíciles en su trabajo, o
problemas con sus compañeros, separación, discusiones, etc.?
 Muchas veces los eventos durante la vida no salen como los hemos planificado, o
los acontecimientos nos sorprenden haciéndonos sentir como si nos pusieran a
prueba y buscaran nuestros propios límites. 
 Es por esto que usar la inteligencia emocional significa saber tolerar las
emociones más intensas equilibrándolas con las demás sin caer dentro de una
tormenta abrumadora.
 Sin embargo es importante nunca reprimir las emociones, ya que sólo
desencadenaría una frustración en espiral que podría terminar siendo muy tóxica,
en este sentido se debe ser capaz de reconocerlas y tolerarlas para restaurar un
estado interno de bienestar. Es como si aprendieras a consolarte a ti mismo.


 3-Nunca dejes de motivarte:

No permitas nunca que tu motivación dependa de otras personas. Utiliza tus
emociones como base motivacional para tus acciones en todo aquello que te
propongas emprender y hacer.
Estimular tu estado emocional es la base fundamental para la acción. Al conocerte
más profundamente sabrás enfocarte en lo que realmente quieres, sabiendo decir
no a aquello que no va en sintonía con lo que te gusta. Aprecia todo lo que tienes,
sé agradecido y cada día mira al espejo, háblale a la persona que ves allí y llénala
de elogios.


 4-Reconoce las emociones de los demás:

La inteligencia emocional está muy ligada a la empatía con las demás personas, lo
que significa saber estar en la piel del otro, para que así puedas entender el
porqué de su comportamiento o conducta.
 Se ha demostrado que el sistema nervioso a través del sistema de neuronas
espejo, está expuesto a entrar en resonancia emocional con los demás. Por lo que
partiendo de aquí se puede ejercitar una capacidad empática, para entrar en
contacto afectivamente con otras personas con un alto grado de sensibilidad y
calidad humana.
Es importante que sepas como no agobiarte con esto, tratando siempre en la
manera de lo posible que no te afecte y perturben las emociones de los demás,
debes aprender a tener siempre el control de tus propias emociones.


 5-Maneja las relaciones con los demás:

Manejar los conflictos que se nos presentan en la vida con las demás personas no
es tarea fácil, por lo tanto la inteligencia emocional entra en juego también en este
punto tan importante. 
Mantener la retroalimentación emocional de nosotros mismos y de los demás para
saber cómo manejar una situación conflictiva o problemática es fundamental para
poder salir a flote de la mejor manera.

Algunas veces cuando las situaciones no salen como las esperábamos, la
comunicación puede llegar a ser muy difícil, sin embargo debes saber que justo el
saber hablar y expresar los planteamientos de la mejor manera puede resultar ser
la mejor opción.

Por favor síguenos!

Deja un comentario

¿Te gusta nuestra web? Por favor compártela :)

error: Content is protected !!