Sanar las heridas del Alma: Aquí te enseñamos cómo puedes hacerlo

La vida siempre suele sorprendernos con buenas o malas noticias, con situaciones inesperadas que algunas veces no logramos manejar de la mejor manera. ¿Y si pudiera retroceder el tiempo y hacer todo de nuevo? muchos se pueden haber preguntado, sin embargo esto no es posible. La buena noticias, es que puedes aprender a sanar las heridas del alma y vivir así mucho mejor.

Es inevitable sentir que nuestras emociones a lo largo de la vida son como una gran montaña rusa, en las que algunas veces todo marcha de mil maravillas y otras pareciera que nuestro mundo se desplomara en nuestras propias manos.

Aprender a sanar y controlar las emociones

Aprender a controlar las emociones

Lo importante es que sepas tener siempre el control y contar con una inteligencia emocional que te ayude a equilibrar estos aspectos positivos y negativos. El universo siempre se esfuerza por lograr este equilibro energético, confía en él.

¿Pero qué pasa cuando tu alma ha recibido un golpe significativo? Existen heridas tan profundas que no sanan con un simple remedio comprado en la farmacia. Puede ser que recién te hayan despedido de tu trabajo, que estés pasando por la etapa de una separación sentimental o de divorcio, que hayas sufrido constantes humillaciones o que hayas perdido a un ser querido, entre otros tantos ejemplos. 

Existen momentos en los que sentimos como si nuestra alma llorara, sintiendo a su vez un vacío inexplicable, necesitando una dirección o guía para saber de qué manera sanarla, necesitas saber cómo curar tu alma.

Sanar traumas del pasado
Dejar atrás los traumas del pasado

Curar tu alma y sanar traumas del pasado

Lo primero que debes saber es que sí puedes sanar las heridas de tu alma y además debes hacerlo. Pasar un trauma pasado es posible. Sin embargo más rápido sana una herida en la piel, este es un proceso que lleva tiempo, no se logra de la noche a la mañana, tenlo presente.

Es muy recomendable que hables de tus sentimientos con alguien de confianza, cuando contamos sobre el dolor que está padeciendo nuestra alma nos liberamos y desahogamos, sintiendo como si fluyeran mejor los sentimientos y por ende las emociones encapsuladas, liberándolas y sintiéndonos mejor.

Sin embargo si estás pasando por un trauma actual o pasado y sientes que no sabes cómo sobrellevar tan dolorosa situación, puedes pedir ayuda a un profesional, realizar terapias con un psicólogo o experto que te escuche y pueda ayudarte a superar y mejorar tu situación.

A continuación, te mostraré una guía que puedes seguir para que comiences con la tarea de curar tu alma, y ser así nuevamente una persona plena y feliz.

Consejos para curar tu alma
Consejos y práticas para sanar tu alma

Consejos y pasos a seguir para sanar las heridas de tu alma

1-Aceptación:

En primer lugar debes aceptar el acontecimiento lamentable que te está causando tanto dolor. Muchas personas tienden a tapar las situaciones o traumas tratando de vivir sus vidas como si nada los afectara.

 Al contrario, lo debes reconocer, debes saber exactamente cuál es el origen de tu dolor, incluso, dilo en voz alta cuando te encuentres solo. Por ejemplo, habla contigo mismo mientras te duchas, conversa con tu alma acerca de cómo te sientes y como piensas seguir adelante para resolver tus sentimientos y así sentirte mejor.

Luego, el siguiente paso debe ser el de repetir mentalmente afirmaciones curativas, repítelas con empoderamiento, verás cómo  luego te sentirás mucho mejor. Una vez que aceptas lo que estás sintiendo y comiences a comprenderlos sin juzgarte, las cosas mejorarán.

2- Conoce tus sentimientos:

Existen muchos tipos de emociones, rabia, tristeza, frustración, enojo, melancolía, etc. ¿Cómo te estás sintiendo? puedes hablar con alguien y así experimentar exactamente cómo te estás sintiendo. Incluso puedes llorar sin sentir vergüenza, es muy recomendable dejar fluir las lágrimas y no acumularlas dentro de nosotros. Verás cómo luego te sentirás mucho mejor.

Comienza por contar tu historia, explica tus sentimientos tantas veces como sea necesario, de hecho puedes escribirlos y así expresarlos por medio de un papel, te servirá de terapia y te ayudará a descifrar cómo te sientes en la actualidad. Lo importante es sacarlo por medio de la expresión y luego soltarlo y dejarlo ir.

Permite que este espacio de energía exista fuera de ti. Nuevamente repite las afirmaciones curativas con voz de empoderamiento, practica la respiración, relájate, suéltate y déjalo ir.

Si descubres que tu sentimiento es de culpabilidad, es importante que entiendas que nadie es perfecto y que todos cometemos errores, lo importante es saber pedir perdón y descubrir que nunca es tarde para hacerlo. Te sentirás mucho mejor luego de hacerlo y finalmente perdónate a ti mismo, es una excelente terapia para curar tu alma.

Hagas lo que hagas no reprimas tus sentimientos, debes saber que eso no sólo enfermaría tu alma sino también tu cuerpo.

3- Toma acción:

Ahora que ya has dejado salir tus sentimientos y has trabajado a través de ellos, viene la parte más difícil ¿Y ahora qué hago? En primer lugar deja ir el dolor por medio del perdón. Si existe un culpable de tu sufrimiento debes aprender a perdonarlo, ya que si no lo haces te seguirás aferrando al sufrimiento envenenando así tu alma.

Aprende a dejar de lado cualquier resentimiento, comienza a agradecer por todo lo bueno que tienes y por cada persona que está a tu lado ayudándote y apoyándote. Si miras bien, te darás cuenta que tienes mucho que agradecer. Si puedes ayuda a alguien más que esté pasando por un momento doloroso.

Curar tu alma puede ser complicado, necesitas dedicarle tiempo a ella, debes mimarla y quererla mucho. Aprende a escuchar el susurro de tu alma y comienza a interpretar lo que ella te pide. Ella siempre sabrá qué hacer.

Todos procesamos nuestras emociones de manera diferente. Ponte en sintonía contigo mismo y con tus emociones. Comienza a meditar a diario y continúa repitiendo las afirmaciones curativas. Por último no olvides pedir ayuda a un profesional si lo necesitas.

4-Reintegración:

La reintegración consiste en el proceso de aprender a sobrellevar el trauma o situación que haya causado tanto dolor a ser parte de tu vida y de tu pasado y así poder comenzar a vivir una vida normal. Se trata de convertirte en un nuevo y mejorado tú.

Es un proceso de aceptación y renovación, aprendiendo a transmutar el dolor en experiencia y aprendizaje, tomado riendas desde ahí para ser una mejor persona, más fuerte y madura.

Pregúntate, ¿Qué aprendiste? ¿Quién eras en comparación con quién eres ahora? y de sucederte de nuevo algo parecido ¿Qué harías diferente? Lo que trato de explicarte es que debes crecer a partir de tu experiencia y atravesar ese muro hacia una nueva etapa de tu vida.

Puedes llamarte si quieres “un sobreviviente” siéntete tan orgulloso cómo puedas, supiste sanar las heridas del alma, te convertiste ahora en tu propio héroe.

Por favor síguenos!

Deja un comentario

¿Te gusta nuestra web? Por favor compártela :)

error: Content is protected !!